Torres defensivas

La gran superficie y, sobretodo, la longitud que tiene la costa llucmajorera hacen imprescindible levantar a lo largo de la costa construcciones de tipo defensivo y de vigilancia. Estas torres fueron levantadas principalmente, el s. XVI, cuando Mallorca estaba bajo el peligro de las constantes incursiones de los musulmanes. Se avisaban y hacían señales de fuego durante la noche y de humo durante el día, cuando los vigías o torrers veían barcos enemigos. Así mismo, muchas posesiones de Sa Marina se fortificaron y se levantaron otras torres adheridas a las casas.

Torre de s'Estalella

Torre de defensa construida por el maestro de obras Simó Carrió en el año 1577, situada en el lugar llamado Serral des Corral, a 6 m. sobre el nivel del mar. Es bastí amb carreus de marès de piezas de medida irregular. Inicialmente, tenia una cámara principal con vuelta de maçoneria i terrat. En el parapeto había dos y un matacà encima de la puerta y un rafal para armas. Posteriormente, se cerraron las troneres y se modificó el parapeto, que fue dotado de una pequeña plataforma circular en voladís sobre ménsulas, para proteger a los tiradores. La torre es cilíndrica en la mitad superior y cónica en la inferior. Su altura es de 9,2 m, con un diámetro de 7,64 a la base y de 6,65 en la parte superior. Fue restaurada por el Ayuntamiento de Llucmajor el 1984.

Torre del Cap Blanc

P4210071  Situada arras de los acantilados, fue edificada en 1579 por Antoni Genovard, picapedrero de Sineu, el mismo que edificó la torre del Cap Enderrocat. Ambas no fueron construidas hasta el año 1584. Como todas las de este tipo, se levanta sin fonaments sobre un grueso y macizo tronco de conus. La parte superior es cilíndrica. Mide en total 10 m. De altura y 4,13 de diámetro en el terrat. Al portal se llega por una escalera de cuerda, ahora de hierro.

 

 

 

 

 

 

Torre del Cap Enderrocat

1_624_1  Edificada el mismo año y por el mismo maestro de obras que la del Cap Blanc, y por tanto muy parecida a está. Tampoco no fue bastida hasta el año 1584. Estaba arrambada alacantilado. Media unos 10 m. De alto, 4 de diámetro al terrat y 6,10 a la base. Parece ser que esta torre fue destruida cuando se construyó la moderna fortificación.

 

 

 

Torre de Cala Pi

1_623_1  Esta cala, por el hecho de estar entre acantilados era de difícil desembarco y accesible sólo por una escalera de cuerda. Por esto la torre de Cala Pi seria la última en construirse en la Marina de Llucmajor. El maestro de obras fue Joan Pons, y éstas concluyerón en el año 1663. Esta situada estratégicamente justo encima del cabo de la península de Cala Pi a unos 19,5 m. del nivel del mar. La torre es cilíndrica en la mitad superior y tronco-cónica en la inferior. La altura es de 10,20 m, pero le falta el parapeto. Tiene un diámetro a la terrassa de 8 m y de 9,95 m. al pie. La construcción es de piedras ligadas con la argamasa. Todo el primer cuerpo del edificio es compacto y la camara se encuentra en el piso, llegando al portal por una escalera de cuerda. El portal es un bello arco de marès de medio punto - muy poco frecuente a las torres marítimas- . La terraza es circular, con un diámetro de 8m. Falta el parapeto, que por los restos, no tendría más de 0,60 m. de grosor, y aproximadamente unos 2 m. de altura. Hacía el año 1970, la torre fue restaurada por sus propietarios de acuerdo con el proyecto redactado en el año por el arquitecto Antoni Alomar.


Source URL: https://www.llucmajor.org/torres-defensivas